Vincent Moon y la música del mundo

Ayer disfruté de la charla que hoy comparto. Hace años que sigo con admiración el trabajo de Vincent Moon, desde “La Blogothèque – Concert à emporter” a los “Take Away Shows” o los “Petites Planètes“.

vincent-moon

Admiración porqué? Por esta tendencia mía de embarrarme de gente que con toda su ilusión avanza por la vida cuestionándose y reinventándose para dar a luz un bagaje y una visión del mundo tan coherente y al mismo tiempo tan compleja. Sin duda no soy el único y eso se ve por el éxito que llevan teniendo sus proyectos a lo largo e más de 10 años.

Moon, con su cámara crea vídeos de grupos de música de todo el mundo conocidos o por conocer, con una delicadeza que, como él dice, “hace entrar al espectador en la energía de ese momento”. Su trabajo más reciente viene a investigar los rituales de diferentes partes del mundo, permitiendo acercarnos a diferentes rituales espirituales que seres humanos entregados, unidos por sus vidas compartidas, los ritmos, los cantos, las melodías y la sabiduría ancestral, se acercan a las cuestiones más humanas y vitales.

Creo que lo que más me encanta de lo que aporta Vincent Moon, es la belleza que se crea al ver que en este mismo planeta convivimos con tantas formas de ver el mundo, la vida y la forma de vivirla, los gestos o las intimidades de nuestros actos. La coherencia y la complejidad de los momentos que ahora mismo están ocurriendo.

Tocar el Sonido

Hoy decido, por capricho y por gusto inmenso, reponer una película que me encantó – Touch the Sound un viaje sonoro con Evelyn Glennie

Touch the sound

¿Porqué volver a esta película? Por sentir que sin escucha no somos mucho, sin escucha de uno mismo estamos vendidos a ideas de otros, sin escucha de los demás estaremos encerrados en la jaula de nuestra cabeza que tantas veces habla y tan pocas escucha.

Evelyn Glennie es una mujer con una discapacidad auditiva severa desde los 12 años y que creó una carrera impresionante como músico. La historia de alguien que sin duda escuchó su ilusión y la siguió.

Una frase que creo que va acorde con la película es la que expone Valborg Werbeck-Svardstrom en el libro “Desvelar de la Voz” desde la filosofía de Rudolf Steiner y su Ciencia Espiritual.

“Es una bendición divina que hayamos recibido como regalo de los mundos celestiales un camino como el arte y por el arte, a través del cual podamos purificar y engrandecer nuestra naturaleza humana. Tal sensación solo puede ser experimentada por el verdadero artista y por quien, en lo más profundo de su alma, sea capaz de sentir una autentica religiosidad. Ambos vivencian en sus momentos creativos, aunque de manera naturalmente ingenua, la realidad inmediata de ese mundo espiritual superior, conectado al mundo terrenal. Pero ¿en qué consiste su actividad sino en construir puentes entre los márgenes de esos dos mundos? Esos puentes deberán ser fuertes y seguros, con el fin de sostener muchas almas que, aun no siendo ni sacerdotes ni artistas, traigan en si el germen de un ansia inconsciente de liberación del oscuro vacío de una cosmovisión materialista.”

Oliver Sacks

oliver sacks

“No puedo fingir que no tenga miedo. Pero mi sentimiento predominante es la gratitud. He amado y he sido amado; he recibido mucho y he puesto algo de mi parte; he leído y viajado y pensado y escrito”.

Avanzado a su tiempo y rompiendo límites de la divulgación científica, este hombre nos ha descifrado temas que hoy tenemos más claros sobre el funcionamiento del cerebro. Esto es lo que más se le reconoce.

Yo lo conocí a través de un regalo: el libro MusicofiliaCon su lectura, el trabajo con el sonido y los conciertos que realizo, tomaron un nuevo sentido. Sus descripciones claras, incluso poéticas, hicieron que lo que antes para mi estaba en un plano demasiado etéreo por las fuentes a las que había podido acceder, ahora se descifrasen de una forma amena y clara.

Mucho más que decir de este hombre. Ahora ya no está entre nosotros y he querido rendirle este pequeño homenaje en este espacio. Y más que hablar de él, prefiero dejaros con una entrevista que le hicieron y que creo realmente fantástica. También os dejo el enlace de un artículo de El País De mi propia vida

MI VIDA TIENE VALOR

Siempre me ha encantado este vídeo que hoy quiero compartir.

Y me gusta por el derecho que siento que tengo a rebelarme. La rebeldía me parece que está degradada en la sociedad. Como otros autores me parece que la rebeldía debería ser una de las actitudes a cultivar en esta sociedad que por más “normal”, eficaz y evolucionada que se pinte tiene, por lo menos, una base muy enferma.

No creo que sea una sociedad enferma de valores como muchas veces se dice, o que la juventud ya no tiene educación, o que los políticos ya no son como antes, o que la tecnología ha venido a dominarnos.

Más bien creo que, como sociedad, se ha ido perdiendo el valor del sentido de humanidad. A veces parece que ya no somos todos personas sino que solamente existen grupos en contra de otros, partidos, clubs deportivos, empresas, ideologías en contra de otros. Pero cuando comparto momentos con gente mayor o más joven que yo, la sensación general es de que estamos profundamente sedientos de estar más cerca, de crear juntos, de confiar que es posible vivir de una forma en que la lucha merece la pena cuando va a favor de todos y todas, de luchar por la humanidad como grupo y que este no es más que otros grupos imprescindibles a la vida que se llaman en su conjunto Naturaleza.

En una sociedad como la que existe hoy en día, la rebeldía puede tener perfectamente su lugar cuando ésta nos permite abandonar el rebaño para pensar que es mejor, más sano para mi y para las personas que me rodean. Tal vez sea la rebeldía y el valor que cada uno damos a nuestra vida lo que nos permite abrir nuevos caminos hacia algo mejor, tanto para uno mismo como para nuestros seres conocidos y desconocidos.

La arrogancia y la prepotencia con la que afirmamos que ya lo sabemos todo, que somos los seres más evolucionados que han pasado por el planeta, nos hace caer en una trampa mortal.

Sin rebeldía no es posible cuestionar. Y parece que cuestionar la enfermedad que impregna esta sociedad, es algo que no se debe hacer y que además está siendo más y más penalizado por ley.

Creo totalmente en lo que dice Claudio Naranjo sobre esto: es esencial cambiar la educación para cambiar el mundo. Es esencial cambiar la educación para crear personas más que para adiestrar personas.

¿Será demasiado tarde? No se sabe.

¿Merece la pena intentarlo? Seguro que si,

PORQUE NUESTRA VIDA TIENE VALOR.

Pelicula Completa Network (1976) ddirigida por Sidney Lumet en https://vimeo.com/70970452

Taller “Al encuentro del cuerpo”

cartel taller cuerpo

 

Esta es una propuesta de trabajo y consciencia corporal. Sin ninguna duda, todo lo que nos ocurre se refleja, se expresa y se vive en nuestro cuerpo. Así que el trabajo va en el sentido de refinar la atención al lenguaje del cuerpo, sus señales y expresiones.

A través de diferentes trabajos y ejercicios individuales, en pareja y en grupo, entraremos en el camino de búsqueda curiosa de lo que está presente en cada momento. Al contactar de forma más clara con nuestras sensaciones, nos será posible reapropriarnos de ellas con el fin de movilizarlas para darnos lo que necesitamos, o lo que es lo mismo, darnos salud.

El taller está dirigido a adolescentes y adultos y no hay necesidad de conocimientos previos. Ropa cómoda, ganas y curiosidad. Los diferentes ejercicios serán herramientas que podrás utilizar por tu cuenta en casa.

El enfoque del taller es humanista asumiendo el cuerpo como guía. Se explorarán técnicas de relajación, activación corporal, meditación, escucha corporal, masaje, voz, respiración, etc.

Si estás interesado contacta a través del teléfono del cartel para más información o para reservar tu plaza.

Charlas – Febrero del 2015

Charlas 2015

Estas son dos de las charlas que haré en 2015.

Hablaré de varios temas desde una perspectiva humanista, sobre como poder rescatar la información corporal, emocional y mental con el propósito de crear una perspectiva más amplia y real de lo que es un conflicto en la vida de uno.
Habrá también espacio para el intercambio, preguntas con el fin de clarificar el trabajo terapéutico, de conocimiento y crecimiento a través de mi experiencia personal y de otros maestros que han sido y son un referente para mi vida.

La entrada es libre y gratuita
En la Clínica Barrientos – C/ Río Selmo 10 – Ponferrada

El (des)control de la vida

Llevo varios días cuestionándome sobre este tema, el tema del control. ¿Qué es control? Después de indagar, reflexionar, recurrir a mi experiencia y a la lectura de las frases sabias de varios maestros decidí finalmente escribir este post.

Featured image

el cielo está siempre presente

Podría empezar por decir que el control nos da seguridad, certeza, dirección, fuerza. También sin duda es una fuente inagotable de ansiedad y sufrimiento.

Me parece que existe la idea de que alguien que está en control es alguien que está, digamos, bien. Que es alguien que ha estado haciendo las cosas bien y por ello tiene control. Claro que no hablo aquí del control sobre otros – que dará para otro post – sino del control que uno siente que tiene sobre su vida, su entorno, su cuerpo, sus emociones y de la relación que establece con ellos. Diría incluso que esa persona que vemos que tiene el control es de alguna forma envidiada por el supuesto que su vida es buena.
Yo creo que en esto existe un sesgo, creado ya de forma infecciosa por una sociedad que nos enseña esto desde inicio. Pero además me pregunto sobre las vidas de personas que están llenas de sufrimiento, de angustia, de impotencia. Hay algo que hace que estas personas sigan viviendo sus vidas sin un cambio que las dirija a una vida más nutritiva. Y, aparte de otras cosas, el control juega aquí también el papel de que aporta significado a la vida. Es decir, el control sobre lo que ocurre en mi vida, por dañino que pueda ser para mi bien-estar, felicidad o como queramos llamarlo, mantiene un sentido de vida que es entendible y manejable para mi, y me ayuda a no derrumbarme ante el descontrol que puede provocar un pequeño cambio.
Tal vez por esto, en terapia se ofrece la oportunidad de explorar la vida sin el control neurótico. ¿Que pasa si experimento algo que, de inicio, considero que no hace parte de mi, de mi personalidad o de mi forma de ser? ¿Cual es el temor tan fuerte que me impide abandonarme a una experiencia nueva?
La psicología humanista, desde el marco de la gestalt, hace uso de esto mismo – poder ser el simpático y el grosero, ser el castrado y el castrador, rey y súbdito, etc. Y lo hace con la fe de que en el momento en que podemos ser un polo y el otro, de que nos damos el permiso de ser los dos extremos, nos completamos de alguna forma, nos unificamos más allá de estar divididos en partes aceptables y las no aceptables de una personalidad. Como decía Fritz Perls “todos somos mitad hijos de Dios y mitad hijos de puta”.
En el trabajo terapéutico lo que se observa es que uno gana en expresión, en autenticidad y una consciencia surge que nos permite observar los obstáculos y dificultades que nos imponemos, para así distanciarnos de nuestro verdadero ser mientras seguimos obedeciendo a las normas, etiquetas y deseos que recibimos de la familia, la educación, la religión…de la sociedad. Esta sociedad sigue luchando por que este despertar no se dé en nosotros, ofreciéndonos una ilusión de falso control sobre nuestras vidas que en tantas veces son proyectos de otros y de lo que es valorado socialmente. Al mismo tiempo se puede también observar como la persona al explorarse en sus diferentes partes (más allá de las que quiere controlar y que crean su identidad) se siente más entera, con los pies asientes en la tierra, más tranquila consigo mismo y con una apertura hacia la vida que la enriquece.
Quizá un camino para conocernos a nosotros mismos es el de permitirnos estar en el descontrol, en el no saber, en la novedad, al mismo tiempo que podemos escuchar el templo de nuestro cuerpo para así darnos lo que necesitamos.

Encuentros con los personajes

Son actores, vividores, artistas, poetas, jueces, niños, ancianos. Son morenos, rubios, altos y bajos, y vienen de cualquier parte del mundo. Son tantos los personajes que están presentes en nuestra vida desde que despertamos hasta que nos dormimos. Son madres y padres de hijos e hijas. Son constructores, destructores, amantes y compañeros, son ricos y pobres, son pasados y futuros.

En una era de comercialización y exaltación de la imagen, estos personajes entran por la puerta de nuestros ojos desde que nacimos hasta el día de hoy…ahora mismo ¿que personaje ves a tu lado?

Sin duda son personajes que nos aportan algo – delicadeza, agresividad, amor, ternura, envidia, popularidad, miedo, angustia, y un largo etc.

IL7A1059

Qué hacer con estos personajes, uno tras otro presentándose en el escenario de nuestras vidas. En realidad no encuentro una respuesta clara de qué hacer con ellos. Más bien es que puedo hacer yo ante ellos. Considero que lo que mejor puedo hacer es escuchar. Un proverbio chino dice: “Escucha, o tu cabeza te volverá loco”. Entre las muchas interpretaciones que pueden surgir de esta simple frase, una de ellas puede ser que si no escucho a estos personajes que todo el rato están desarrollando su función más o menos teatral en mi cabeza, ellos mismos se apoderarán de mi cabeza y en más o menos tiempo, el que desaparecerá por completo seré yo.

Escuchar no es un acto pasivo. Más bien es un acto de plena acción serena, con todos mis sentidos despiertos para captar las palabras y sensaciones que me transmite lo que escucho.

Tal vez sea esta escucha la que nos puede hacer volver a un verdadero contacto con lo que nos está pasando, un contacto cercano con el lenguaje de nuestro cuerpo, con nuestras emociones, un contacto verdadero con los personajes que habitan en nosotros y que vuelven y vuelven por su compromiso vital de transmitirnos un mensaje y una visión de nosotros mismos.

La otra posibilidad al proverbio chino es “Escucha y te volverás sabio.”