Estrés, Jerarquía y Comunidad

Una mañana de la semana pasada, interesado en ver y conocer más sobre el GRAN TEMA del estrés, encontré este documental. Se trata de un estudio del Dr. Robert Sapolsky de la Universidad de Standford, California.

Robert Sapolsky

El documental trata sobre su investigación de más de 30 años sobre el estudio del estrés y que de forma particular y peculiar, decide estudiar los babuinos en Kenia.  Observó que los babuinos tienen una estructura social bastante similar a la sociedad occidental en lo que respecta a la jerarquía y su objetivo fue observar que efectos esta jerarquía tenía en relación a la cantidad de estrés que estos animales sentían, y también si había diferencias entre los que se sitúan arriba y abajo en el status social que ocupan.

Os invito a poder ver el documental, que no tiene desperdício y es bastante claro en lo que se refiere en los efectos tanto en los babuinos como en los humanos. Después de describir estos efectos de los elevados estados de estrés como son el aumento de la presión sanguínea, deterioro de las conexiones neuronales y muerte de neuronas, la mayor probabilidad de enfermedades cardiovasculares pero también de todo tipo de enfermedades una vez que el estrés continuado provoca la supresión del sistema inmunológico, la mayor probabilidad de acumular grasa en el cuerpo y curiosamente en determinadas partes del cuerpo, y una que me parece bastante letal, la menor capacidad para sentir placer o gratificación por la baja actividad de la parte del cerebro encargada de percibir y sentir el placer, y la reducción de los niveles de dopamina, neurotransmisor también relacionado con la motivación y curiosidad, el Dr. Robert Sapolsky observó que “un acontecimiento trágico pero científicamente interesante” provocó un cambio drástico en la comunidad de babuinos que estudiaba (min 45).

Este cambio, en resumen, lo que produjo fue que la jerarquía dentro del grupo desapareció, mitad de los machos murieron pero sobretodo los machos alfa murieron todos. Así se creó un grupo con el doble de hembras que de machos y lo que ocurrió me parece fascinante. Si antes los babuinos con más poder ejercían un maltrato físico, agresivo que Sapolsky incluso llega a decir que “son unos auténticos cabrones”tanto hacia las hembras como hacia otros machos sumisos, después de aquél acontecimiento trágico estos comportamientos desaparecieron, el cuidado social aumentó y los niveles de estrés bajaron tremendamente. Encontraron un nuevo equilibrio.

Más, cuando los babuinos se hacen adolescentes van a otros grupos. Los babuinos que venían a este grupo en concreto venían también con los comportamientos agresivos comunes de los babuinos, pero la presencia del grupo y sus formas de interactuar hacían que a los seis meses de estar en el grupo, el nuevo adolescente adoptaba también esos comportamientos más tranquilos, de compartir y dar, como si el resto del grupo le hubiese dicho que “no, nosotros aquí no andamos pegando a las hembras y crías ni tampoco aceptamos que se ande pegando solamente porque tienes un mal día”.

La cuestión final del documental es de si “seremos lo suficientemente valientes para aprender de aquél grupo de babuinos?” que después de 20 años ha sido un grupo que creció y prosperó.

Además de que el documental me hizo emocionar por las maravillas de la Naturaleza y por la esperanza que parece que está presente para todos y todas, más me anima a seguir trabajando y aprendiendo en el mismo sentido. Porque, como también se habla en el documental aunque de forma más breve, tenemos ya el conocimiento y la práctica de diferentes actividades que favorecen retomar el equilibrio corporal y emocional. Este documental es solamente una prueba más de que es posible revertir el proceso y aun así seguir creciendo. Los estudios sobre meditación dan cuenta de como el cuerpo se reajusta de nuevo en todos los aspectos físicos que presentaba más arriba con una práctica, incluso  de unos pocos minutos durante un largo espacio de tiempo, pongamos, 10 o 20 minutos durante 6 meses. Y lo que parece increíble es que no nos entreguemos a estar sentados atendiendo a la respiración durante 10 minutos al día porque no tenemos tiempo o porque pensamos que es una estupidez y sin embargo valoramos y admiramos aquella persona que  se pasa la vida haciendo 5 cosas a la vez o aquella otra persona que está en el poder subyugando a todo un equipo de trabajo, ciudad o país.

Como dice el Dr. Gabor Maté, “ha habido gente que me ha dicho que contraer el VIH fue lo mejor que le pudo pasar en la vida, gente que me ha dicho que su cancer fue lo mejor que le pasó en la vida. Pero de que están hablando estas personas?, cómo pueden afirmar algo así? Porque están diciendo que eso fue lo que las hizo despertar, a abrir por primera vez los ojos para las bellezas y verdaderas injusticias del presente. No les digo que tengan cancer o sida para despertar, pero si daros cuenta de que en cada dificultad hay un aprendizaje, hay un crecimiento posible.”

Si es así, creo que lo primero que tenemos que hacer es entregarnos verdaderamente a la curiosidad y escucha profunda de donde estamos, donde vamos, cómo sentimos, y sin duda, de donde está el otro y lo que tiene para decir. Y tal vez incluso debajo de esto está la imperiosa necesidad de que cada uno asuma la genuina responsabilidad de su vida, de su cuidado y del cuidado hacia los demás, que no espere que sea el otro, un grupo, un partido político, un rey, una reina, un jefe el que va a decir lo que se tiene que hacer y cómo. Ya lo sabemos hacer por el simple hecho de que, seamos quien seamos, todos dentro de una comunidad queremos ser vistos, escuchados, atendidos, apoyados, reconocidos, tener relaciones ricas y vivas, y queremos también ver, escuchar, cuidar, apoyar y reconocer un gesto.

Como decía la Oráculo a Neo en la película Matrix “…tienes el poder, pero parece que estás esperando…no se el qué…la próxima vida tal vez.”

David Bohm

“Diálogo…es una conversación con un centro, no lados. Es una forma de quitar la energía de nuestras diferencias y canalizarlas hacia algo que nunca antes se había creado, el encuentro en si mismo. Y esto nos hace movernos de la polarización hacia un elevado sentido común, y es por ello un medio para acceder la inteligencia y el poder coordinado de grupos de personas.”

 

Versión Inglesa con Subtítulos

Versión doblada en español

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s