A veces…

11430

A veces

todos los días malos, los temores y las ausencias

parecen reunirse en el mismo día.

Yo me quedo sin saber donde, cuando y cómo

desesperado con la carga electrizante de toneladas de tierra

sobre mi pecho…

el mismo que no sabe si esperar

si ir o quedar…

parar ante el aluvión de llamas en la piel,

con el viento en contra y la impotencia como suelo.

Después de mirar a todos los lados,

después de todas las puertas caídas,

solo una última me queda para acudir.

En ella encuentro el abrazo

El calor que necesito para, frágil,

acogerme a la canción que es el tacto.

El tacto de la memoria donde también

tu mirada pide auxilio…sin encontrarlo.

Ahí descanso, inerte y vivo

esperando con esperanza

aunque sin mirar adelante.

Lo que toca ahora

es sentir el abrazo donde, frágil,

se que la reunión terminará

y yo recuerdo de nuevo

que nada es eterno

y todo pasa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s